Cómo hacer una ficha de lectura en Microsoft Word

Cómo hacer una ficha de lectura en Microsoft Word

Para hacer una ficha de lectura en Word, solamente debes abrir un documento en blanco y cambiar tanto la orientación como el tamaño de la hoja para que se ajuste adecuadamente a las características de una ficha. Luego, tienes que insertar el texto correspondiente al resumen del libro que hayas leído y una vez que finalices, guarda la ficha en la computadora en el lugar de tu preferencia. Podrás editarla o imprimirla en el momento que sea más conveniente.

Las fichas de lectura son herramientas textuales que funcionan como registro del libro o documento leído. Poseen varias dimensiones de acuerdo a las características que emplee, pero generalmente son de 7,5x12cm, 8x12 o 10x15cm. Todo dependerá de la cantidad de texto que se agregue. Si necesitas un instrumento que sirva para realizar resúmenes y resaltar aspectos importantes, en este tutorial se describirán los pasos básicos para hacer una ficha de lectura.

Procedimiento a seguir

Si buscas hacer una ficha de lectura en Microsoft Word, únicamente debes seguir los pasos que se describirán a continuación:

  1. Abre un documento en blanco de Word y pulsa sobre la pestaña “Diseño de página”.
  2. Presiona “Orientación” y escoge “Horizontal”.
  3. Ahora, ve a “Tamaño” y selecciona “Más tamaños de papel…” para personalizar el ancho y alto de la hoja.
  4. Las fichas tienen una dimensión de 4x6 pulgadas (10x15 centímetros). Por lo tanto, ingresa a la lista desplegable, escoge “Tamaño personal” e introduce 10cm en “Alto” y 15cm en “Ancho”. Luego, oprimeAceptar”.
  5. Escribe los datos que necesitarás en la ficha de lectura, como el título, datos bibliográficos, resumen, entre otros.
  6. Resalta el texto pulsando la pestaña de “Inicio” y cambiado tanto el tamaño como la fuente. También puedes subrayarlo o aplicar negritas.
  7. Una vez que hayas agregado todo el texto, oprime sobre “Archivo > Guardar como > Equipo > Carpeta” e ingresa un nombre para la ficha.

Usos

Las fichas de lectura son utilizadas para gestionar la información leída en cualquier documento, libro, revista científica, ensayos, etc. Se usan con el fin de archivar la información más relevante y se pueden utilizar posteriormente para estudiar ante un examen final, definir postura, realizar citas, robustecer un argumento o plasmar resúmenes de acuerdo a un tema en específico.

Con las fichas de lectura se pueden organizar y clasificar metódicamente todos los datos obtenidos durante una investigación. Por lo tanto, debe contener un resumen, los datos bibliográficos, comentarios y reflexiones de importancia para integrar la información con los argumentos que exponga el redactor.

Recomendaciones finales

Usos de las fichas de lectura
Existen diversos consejos para hacer una buena ficha de lectura, por lo tanto, en este listado se resumirán las más útiles:

  • Haz resúmenes precisos. Intenta no incluir argumentos dentro del resumen. Que sea lo más cercano al texto original.
  • Procura registrar correctamente los datos bibliográficos como el nombre del autor, nombre del libro, editorial, año de publicación, ciudad y país. Así tendrás la información a disposición para citar o armar las referencias bibliográficas.
  • Incluye información que aporte relevancia a la investigación que realices.
  • Agrega las fechas de elaboración. De esta manera, sabrás el avance de tus resúmenes y cuáles son más convenientes de utilizar.

Las fichas de lectura son un instrumento útil para cualquier estudiante o investigador que necesite realizar resúmenes constantemente. Lo mejor es que en Word están las herramientas necesarias para convertir una hoja carta en una ficha que ayude a la recopilar información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir